Imagen de Pinturas Reveton

Fuente: Pinturas Revetón

 

Si estás pensando en impermeabilizar la cubierta de tu edificio o casa, te explicamos aquí como es todo el proceso. En primer lugar, debes saber que este tipo de tratamiento que te explicamos es para cubiertas poco transitadas, azoteas de edificios o edificios sin acceso a su cubierta.

Te vamos a dar a continuación tres alternativas para que la impermeabilización de tu azotea se adecue al tipo de suelo y de presupuesto que tengas.  Tienes que tener en cuenta que la media del producto que vas a utilizar por metro cuadrado es de 2kg, de esta manera puedes hacer tus cálculos según la superficie que quieras tratar.

 

Estas son las diferentes opciones: 

 

Caucho Soetam o Revetón

 

Es la opción más utilizada para impermeabilizar una cubierta. Lo primero que tienes que tener en cuenta es la adherencia del soporte donde vas a trabajar.

Si la cubierta del edificio en el que vas a trabajar es de hormigón tienes que tener en cuenta que esté fratasado, esto es que el hormigón se encuentre áspero para una mejorar así la adherencia del producto.

En cambio si la cubierta de es solería de barro o cerámica catalana tienes que tener en cuenta que tiene menos absorción y por tanto tendrás que echar menos cantidad de agua en la mezcla con el caucho.

Cuando están todas las manos de caucho aplicadas la superficie está totalmente impermeabilizada. Aconsejamos que se aplique una capa de caucho cada 3-4 años para mantenerlo y recordamos que este tipo de producto es para zonas poco transitadas.

 

Membrana Mariseal 250  

 

La segunda opción que te proponemos en aplicar una Membrana de poliuretano puro. En esta opción no es necesario aplicar una fibra de vidrio, aunque el acabado es mejor si se da.  En este caso, utilizamos aproximadamente 2 kilos de producto por metro cuadrado. Esta opción es la más duradera en el tiempo aunque es aconsejable para un mejor mantenimiento aplicar un barniz cuando el producto esté aplicado para proteger la superficie del sol. Cada 7 u 8 años recomendamos aplicar unas capas de este producto y así permanecerá intacta.  Estas cubiertas totalmente transitables y soporta incluso el rodamiento de vehículos.

El barniz que aconsejamos es: Barniz Mariseal.

Membrana híbrida de poliuretano, Ferrodesmo EW

 

Esta es una opción híbrida entre las dos anteriores. Se trata de un tipo de poliuretano al agua que tiene la misma aplicación que las dos anteriores. En este caso, también recomendamos utilizar un barniz para mantenerlo en el tipo en mejores condiciones y pueda aguantar más años. Con este tratamiento la cubierta es transitable parcialmente.

El barniz que recomendamos es: Barniz Ferropol al agua.

 

PASOS A SEGUIR:

1.    Lo primero de todo es reparar cualquier desperfecto que pueda haber en tu cubierta. Esto es las juntas e dilación o los desencuentros, repara estos con masilla de poliuretano o vendas de fibra.

2.   Limpiar con agua a presión y un cepillo de raíz la superficie para una mejor aplicación del producto.

3.  Aplicar la primera mano del producto (caucho, membrana o membrana híbrida). La primera mano  diluida entre un 10 y un 15% con agua.

4.  En el caso de la aplicación del caucho, podremos un refuerzo de fibra de vidrio tipo MAT300 o MAT225.

5. Empezamos con las siguientes aplicaciones del producto. Para que todo esté totalmente cubierto, vamos a dar las sucesivas manos de manera cruzada para así no dejar poros sin cubrir.